28 de mayo de 2016

CONTUNDENTE RESPALDO DE COMUNIDADES A ENCARCELADOS POLITICOS MAPUCHE EN TEMUCO.



Pese al ambiente de atomización, cooptación y creciente manipulación comunicacional digitado desde el poder en Chile, orientado a dividir, silenciar y  distorsionar los derechos mapuche y sus legítimos representantes; casi un millar de mapuches provenientes de distintas comunidades del wallmapu participaron de la Marcha para Liberar a la Tierra y sus Hijos el pasado viernes 27 de mayo por las calles céntricas de la ciudad de Temuco, transformándose en una de las convocatorias mapuche más concurridas del último tiempo. La que logró dar una potente señal de apoyo y respaldo a los prisioneros políticos mapuche acusados por los poderes chilenos de la muerte del matrimonio Lucsinguer-Mackay, bajo “pruebas” policiales obtenidas bajo torturas y que son púbicamente conocidas.
Unos de los convocantes de la movilización, el werken de xapilwe Javier Meliman, antes de iniciar la Marcha desde Puerto Seco que manejan en las inmediaciones de la Feria Pinto, entregó un emotivo mensaje en su lengua propia mapuchezugun y que interpretamos a continuación: “Las madres, esposas, padres, hijos e hijas de los hermanos Kaxilaf hoy encarcelados, deben saber que no están solos, que los mapuche que diariamente y de madrugada traemos a este lugar el fruto de nuestros trabajo, tal como ellos lo hacían, le estamos dando fortaleza espiritual y hermandad desinteresada y fraterna. Nosotros no estamos aquí para venir a usufructuar del dolor de los hijos de los presos que lloran a sus padres, por eso somos muchos. Porque esta ciudad está en nuestras tierras hoy hacemos uso de nuestro legítimo derecho de gritar por la libertad de nuestros peñi, para que nos devuelvan una parte de la tierra encarcelada. Seguimos creyendo y recibiendo la orientación de nuestros antepasados, porque somos mapuche y lo seguiremos siendo, porque asumimos el llamado de los familiares hemos venido desde nuestras comunidades y con nuestra gente. Porque antes la tierra y su gente estuvo unida y el wigka lo separó, hoy recuperamos unidad desde la base, desde el trabajo en la tierra misma”. Luego de lo cual, los familiares de los encarcelados pasaron a encabezar una columna de varias cuadras con sus fotos, lienzos y banderas azules con el lucero del amanecer o wûñellfe al centro antiguamente enarbolado por Lefxaru, Magill y Kilapan, también conocida como la bandera de la resistencia y la libertad. Caminata con toques de pifûllka, kulxug, kullkull, gritos deliberación y cantos de esperanza, que recorrió las calles céntricas de la ciudad hasta llegar a la cárcel para la realización de un gillañmawûn o rogativa de fortalecimiento físico y espiritual para los encarcelados mapuche.
Un alto importante de la columna de manifestantes ocurrió a las afueras del Banco de Chile de propiedad del multimillonario Adrónico Lucic, conocido prestamista de la familia presidencial e influyente financista de sus empleados políticos en el gobierno y la oposición. Según Mario Catrilaf hermano del encarcelado Sergio Catrilaf “El dueño de este banco representa a los verdaderos dueños de Chile, que usan a los gobiernos para sus propios fines, lo que se ejemplifica con nuestros presos que están allí sólo por la presión del empresariado y los terratenientes de la ultra derecha que siempre han mandado en esta región. El verdadero poder está aquí y no en la intendencia” destacó el vocero, asegurando que entregaron una carta al agente del Banco en la que exponen los vicios cometidas por sus empleados en este proceso y que no expanda su codicia minera hacia territorio mapuche en el futuro.

En el acto que concluyó en el frontis de la cárcel, junto con saludar la libertad alcanzada por la machi Francisca Linconao ese mismo día, entregaron su mensaje de compromiso, representantes de base de diferentes territorios, entre otros, provenientes de Victoria, Perquenco, Temucuicui, Curacautin, Freire, Vilcun, Lago Budi, Padre las Casas y Chollcholl.

PuLof Comunicaciones